Seis ventajas de los DCIM de última generación

  • Noticias y Actualidad

talento

La conectividad es un elemento fundamental en cualquier centro de datos y, en los últimos años, se está convirtiendo en algo especialmente crítico, debido al incremento exponencial de los datos. Se calcula que el ancho de banda de la conectividad privada se verá multiplicado por 5 en 2023, según el Índice Global de Interconexión de Equinix. La capacidad de esta conectividad equivaldría a 64 zettabytes de intercambio de datos. Para que dimensionemos el volumen, esto supone un ancho de banda suficiente para que todos los seres humanos del planeta transmitan su secuencia de ADN en una hora.

Este enorme crecimiento está impulsado por la transformación digital y, concretamente, por las exigencias de las empresas que necesitan más datos en tiempo real. En este contexto, los centros de datos deben revisar su estrategia. Todos sus equipos pueden y deben estar interconectados, recuperar datos y transformarlos en información de valor para el usuario final. El DCIM de última generación adquiere así un nuevo protagonismo, proporcionando una ayuda muy necesaria ante estos retos.

Los DCIM (Gestión de la infraestructura del centro de datos, en sus siglas en inglés) han cobrado mucha fuerza a medida que el Edge se ha convertido en un elemento de misión crítica para garantizar la continuidad de los negocios. Pero el enfoque “histórico” de los DCIM no es suficiente. Ahora, deben ser más fáciles de implementar, más versátiles, con capacidades de monitorización y gestión en remoto, en todo momento y desde cualquier lugar. Por este motivo, los DCIM de última generación proporcionan una combinación de sistemas conectados, software y analíticas inteligentes, con capacidades predictivas y recomendaciones para optimizar la eficiencia y la sostenibilidad del centro de datos.

¿Cuáles son las ventajas principales?

Ventaja 1: Un DCIM de última generación realiza las mismas funciones básicas que el DCIM tradicional, pero el software puede alojarse en la nube en lugar de localmente, proporcionando así más funcionalidades.

Ventaja 2: Es más fácil de implementar y actualizar, sin necesidad de interrumpir las operaciones. Los parches de seguridad y las actualizaciones de software son fundamentales porque permiten un alto rendimiento y ayudan a proteger de ciberataques.

Ventaja 3: Un DCIM de última generación incluye un clúster de recuperación ante desastres, disponible de forma predeterminada a través de los principales proveedores de servicios en la nube, como Azure de Microsoft.

Ventaja 4: La solución basada en la nube admite la movilidad, lo que permite que los profesionales accedan a los datos de la infraestructura IT en cualquier momento, en cualquier lugar y desde cualquier dispositivo, por muy remotos que sean. Esto lo hace ideal para ubicaciones en Edge, que son especialmente difíciles de monitorizar sin una visibilidad en remoto.

Ventaja 5: El DCIM de última generación también cuenta con almacenamiento local, por lo que, si hay una interrupción, el sistema almacena datos y los transmite tan pronto como se restablece la energía.

Ventaja 6:  El DCIM de última generación se vuelve más inteligente con el tiempo, gracias al aprendizaje automático y al análisis en tiempo real. Por ejemplo, EcoStruxure ™ IT de Schneider Electric recopila datos y los agrupa con datos de otras organizaciones de forma anónima, para realizar evaluaciones comparativas, basándose en un “data lake” que recibe millones de puntos de datos de dispositivos de infraestructura IT de todo el mundo. Este proceso mejora el rendimiento y el mantenimiento predictivo. De esta forma, puede prevenir las interrupciones en el centro de datos al señalar potenciales problemas y fallos antes de que ocurran. Con el tiempo, los DCIM de última generación agregarán aún más funcionalidades para generar recomendaciones y planificaciones.                       

En conclusión, el DCIM puede ser un gran apoyo ante la complejidad a la que se enfrentan los centros de datos, proporcionándoles visibilidad 24/7, información de calor y automatizaciones de su infraestructura crítica, para minimizar el tiempo de inactividad, mitigar los riesgos y maximizar la eficiencia. El objetivo final: asegurar que la infraestructura física del centro de datos se pueda adaptar rápidamente a la demanda impulsada por el IoT.

El poder de la transformación digital

Descubre los beneficios de la transformación digital a través de casos de estudio de empresas reales de diferentes sectores. Estos datos te ayudarán a impulsar tu proceso de digitalización y a alcanzar objetivos de negocio clave. Puedes obtener más información en este enlace

 

 

TAGS datacenter